5 tips para lograr el espacio ideal para que mis hijos estudien en casa

Son diversas las condiciones que se deben tomar en cuenta a la hora de habilitar un espacio para que tus hijos estudien, y lograr que ese lugar se convierta en el perfecto aliado al momento de contribuir con su rendimiento académico. La creación de un lugar de estudio adecuado para tus hijos, los motiva a estudiar con ánimo a diferencia de los resultados obtenidos cuando estudian en otros lugares de la casa como el comedor, sala, habitación, etc. Te traemos 5 tips para lograr el espacio ideal para que mis hijos estudien en casa.

Asimismo, es esencial que los niños cuenten con un espacio organizado y ordenado que favorezca su concentración a la hora de estudiar. Cuando ellos disponen de un espacio donde se dediquen de forma específica a las actividades de estudio, sus hábitos se desarrollarán adecuadamente.

Es fundamental nuestra participación en la rutina escolar de los niños para un desarrollo adecuado, donde además de procurarles un buen espacio para el estudio, es importante tomar en cuenta que se debe marcar un plan de trabajo y un horario, con la finalidad de que consigan sus objetivos.

Elegir y organizar un espacio donde tus hijos realicen sus deberes, además de priorizar un horario matinal donde hay más luz y actividad mental en  los niños, les ayudará a crear rutinas y a motivarlos.

5 tips para lograr el  espacio ideal en casa para que tus hijos estudien de una forma más adecuada:

  1. Colocar un mobiliario adecuado

    Es necesario que el espacio de estudio comprenda muebles ergonómicos; con sillas y mesas regulables a la altura del niño, con el fin de garantizar durante su tiempo de estudio una mayor comodidad.

  2. Procurar que el espacio de estudio este bien iluminado

    Ya que será de gran ventaja para la vista del niño. Se recomienda que el espacio disponga de luz natural, en caso de no disponer de este tipo de iluminación, se sugiere una luz directa que ilumine toda la habitación y una lámpara flexo que ilumine su escritorio, preferiblemente con bombillos de luz blanca.

  3. Dotar el lugar con material y mobiliario adecuado

    Este factor es primordial, recomendando una mesa amplia donde quepan, sus libros, cuadernos, lápices, ordenador, etc. Además es importante tener muy cerca todo el material necesario para que el niño estudie (diccionarios, cuadernos, libros, lápices, calculadoras, etc.) para así evitar que se levanten continuamente.

  4. Elegir un espacio libre de distracciones

    Que sea silencioso y alejado de la televisión, móvil y juguetes o cualquier distracción, con el fin de que los niños se puedan concentrar y enfocar en el estudio fácilmente.

  5. Un espacio con buena ventilación

    La regulación de la temperatura del lugar de estudio y la renovación del aire se aconseja que sean naturales, por ello es necesario un espacio aireado; ya que las temperaturas calurosas tienden a adormecer a los niños restándoles la energía necesaria para estudiar. Se sugiere mantener el lugar de estudio con una temperatura entre los 19° y los 22° C.